El sistema endocrino está formado por glándulas endocrinas situadas en distintas zonas del organismo, que sintetizan hormonas.

Una hormona es una sustancia química secretada por una célula o un grupo de células que ejerce un efecto fisiológico sobre otras células del organismo.

LA DIVERSIDAD EN LA REGULACIÓN HORMONAL.

La naturaleza química

Según su naturaleza química, se distinguen tres clases de hormonas:

  • Derivadas de aminoácidos. Son moléculas que derivan de los aminoácidos tirosina y triptófano, como las catecolaminas y la tiroxina.
  • Hormonas peptídicas. Están constituidas por cadenas de aminoácidos, que pueden ser: oligopéptidos, como la vasopresina o polipéptidos, como la hormona del crecimiento.
  • Hormonas lipídicas. Pueden ser: esteroides, que derivan del colesterol, como la testosterona, la progesterona o los corticosteroides; o eicosanoides, que derivan de ácidos grasos, como las prostaglandinas.
La insulina es una hormona de naturaleza proteica. Se utiliza como medicamento para el control de la diabetes tipo 1

Los estímulos

Las células que secretan hormonas pueden responder a distintos tipos de estímulos:

  • Estímulos externos. La temperatura, la luminosidad, la presión atmosférica y otras características del entorno son captadas por el sistema nervioso, que estimula o inhibe la producción de ciertas hormonas en el hipotálamo a través de neurotransmisores.
  • Otras hormonas. La producción hormonal puede ser estimulada o inhibida por otras hormonas de distintas procedencias, tanto de la hipófisis como de otras glándulas.
  • Distintas sustancias. El aumento o disminución de la cantidad presente de una sustancia en sangre o en otro medio estimula o inhibe la secreción de la hormona que regula la concentración de esa sustancia.
  • Características físicas. La presión, la distensión de una pared, el llenado de una cavidad, etc. estimulan o inhiben la secreción de la hormona que regula el proceso fisiológico que corresponda.

Los mecanismos de acción

También hay diversidad en la forma en que las hormonas llegan hasta sus células diana. Podemos identificar distintos mecanismos de acción:

  • Secreción autocrina. La hormona actúa sobre las mismas células que la secretan para modular su actividad. Las células secretoras son a la vez células diana.
  • Secreción paracrina. La hormona actúa sobre células adyacentes a las células secretoras; llegan a ellas mediante difusión a través del líquido intersticial que las separa. Se puede interpretar que la sinapsis química pertenece a este grupo, ya que las neuronas no están en contacto y el impulso nervioso se transmite cuando una neurona segrega neurotransmisores al líquido intersticial y la siguiente los capta y responde a ellos.
  • Secreción endocrina. La hormona actúa sobre células diana alejadas, y llega hasta ellas a través de la circulación sanguínea. Este es el funcionamiento de las glándulas endocrinas.
  • Secreción neurocrina. Es un sistema híbrido de transmisión de señales en el cual la célula secretora es una neurona, y tras el transporte axonal, a la circulación sanguínea, es llevada a una célula diana alejada.

En este artículo nos centraremos en la secreción endocrina, que es la que realizan las glándulas del sistema endocrino.

LA FUNCIÓN EN EL SISTEMA ENDOCRINO.

Las hormonas secretadas circulan por el torrente sanguíneo desde la glándula endocrina hasta las células diana.

Para poder circular por la sangre, las hormonas se unen a proteínas transportadoras. La síntesis de muchas de estas proteínas y su unión a las hormonas tiene lugar en el hígado. Por esta razón, un trastorno hepático puede causar déficits hormonales, a pesar de que el hígado no es una glándula endocrina.

Cuando una hormona llega a una célula diana, se une a receptores específicos. Cada hormona solo puede actuar sobre células que tengan receptores para ella. La localización de los receptores depende de la naturaleza química de la hormona que deben recibir:

  • Hormonas peptídicas. En general no pueden atravesar la membrana plasmática de la célula diana, por lo cual los receptores de estas hormonas se encuentran en la superficie celular.
  • Hormonas lipídicas. Dado su carácter lipófilo, atraviesan sin problemas la bicapa lipídica de las membranas celulares. Sus receptores específicos se encuentran en el interior de la célula diana.

Una vez que se produce la unión de la hormona con su receptor, la combinación hormona-receptor transmite instrucciones químicas a la célula.

Para regular la concentración de hormonas se aplica un sistema feedback o de retroalimentación: un aumento o disminución de la concentración de una hormona o de otra sustancia estimula o inhibe la secreción de una hormona reguladora de ese proceso.

nv-author-image

Sandra Márquez Cornejo

1 comentario en «¿Qué son las hormonas?»

  1. Pingback: Cupido en tus hormonas: la oxitocina - Microbacterium

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *