Nutricosmética: belleza desde el interior

Los consumidores cada vez somos más exigentes, y buscamos soluciones eficaces a nuestros problemas, y más, cuando se trata de belleza. Por ello, la industria farmacéutica y la alimentaria se han fusionado para crear un nuevo concepto, la nutricosmética, pero, ¿Qué es exactamente? 

Este novedoso concepto busca cubrir las expectativas que los usuarios reclaman. Por un lado, mantener o aumentar aspectos relacionados con la belleza, y por otro, mantener su salud. Lograr el equilibrio entre salud y belleza, es fundamental para envejecer de una manera saludable. Por eso, el origen de los componentes de las fórmulas en nutricosmética es natural, hecho que dota de mayor relevancia al producto, ya que la tendencia del consumidor es huir de productos de origen animal y componentes químicos. 

Aunque actualmente no existe una legislación que establezca la definición de nutricosmética, el órgano de máximo rango dentro de la Unión Europea, denominada EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) está trabajando en un dossier que próximamente verá la luz. Con él se busca dejar claro qué componentes y qué funciones pueden recogerse bajo el nombre de nutricosmética. 

¿Qué es la nutricosmética?

La nutricosmética podría explicarse como la combinación entre nutrientes de origen natural y bienestar personal. Desde el punto de vista farmacéutico, se trata de complementos alimenticios, que van a mejorar aspectos visibles de la piel, cabello y uñas, principalmente. Sin embargo, es importante saber que no podemos otorgarle propiedades milagrosas, ya que siempre deben ir acompañados de unos hábitos saludables (alimentación y ejercicio físico). 

La Unión Europea es rígida en cuanto a que todas las propiedades que se le otorguen a estos productos. Éstos no deben ocasionar daño al consumidor, ni hacer que éste se sienta engañado o defraudado. Por tanto, será labor del fabricante, cumplir los siguientes requerimientos: 

  • Seguridad
  • Biodisponibilidad
  • Pureza 
  • Dosis y forma farmacéutica
  • Libre de toxicidad 
  • Eficacia 
  • Además, en el etiquetado debe aparecer información referente a los nutrientes, la dosis, el modo de empleo, el laboratorio fabricante, etc.

Claves de la nutricosmética

Es muy importante saber que determinados activos farmacéuticos, como la vitamina E, no tienen las mismas propiedades cuando son administrados por vía tópica que por vía oral. Esto se debe a las modificaciones que sufren los principios activos, que serán diferentes cuando entran en contacto con los jugos gástricos o con la microbiota del cuerpo. Esto es clave a la hora de la elección de un producto nutricosmético, ya que primero tendremos que identificar nuestra necesidad, y luego conocer qué formula es la correcta. 

Otro aspecto a tener en cuenta será el consumo de varios medicamentos a la vez, ya que de existir alguna patología pasada o presente, podría ocasionar problemas. Por ejemplo, nutricosméticos que contengan extractos de te o café verde, estarán contraindicados en personas en tratamientos psicótropos o hipertensivos. Otro grupo de población al que se le desaconseja el consumo de nutricosméticos serán las personas con tratamientos anticoagulantes, ya que muchos de estos principios activos tienen su función en el sistema circulatorio y linfático. 

¿Cómo elegir el mejor nutricosmético?

Los nutricosméticos buscan soluciones a necesidades tanto faciales (atenuar y rellenar arrugas, aumentar la elasticidad de la piel…), capilares (frenar la caída del cabello, aumentar su volumen y brillo) como las relacionadas con las uñas (aumentar su dureza y longitud). Es muy importante saber que, aunque no están dentro del grupo de medicamentos, también pueden ocasionar reacciones adversas y no todos son aptos para cualquier persona. Mi recomendación, desde mi punto de vista farmacéutico, es que recurráis siempre al aval científico, a laboratorios y fabricantes que sean de confianza y que cumplan con la normativa que existe en estos momentos. El consejo farmacéutico va a ser clave para que realmente optes por el nutricosmético adecuado.

Todos los productos de nutricosmética se administran por vía oral, pudiendo encontrar comprimidos, cápsulas, viales, sobres, y ampollas, todo ello para que elijamos el que mejor se adapte a nosotros. 

¿Cuáles son los nutrientes más utilizados?

Activos que presenten propiedades antienvejecimiento, antiarrugas, antioxidantes y fortalecedores son los más demandados. Entre ellos podemos encontrar: 

  • El colágeno: proteína imprescindible para nuestra piel, que se encuentra de forma natural en nuestro cuerpo, dándole forma y consistencia. Suplementos con este componente ayudarán a mantener la piel firme, elástica y a preservar la función barrera de la dermis.  
  • El ácido hialurónico: gracias a su capacidad de retención de agua, nos ayuda a controlar los niveles de hidratación, siendo fundamental para el correcto estado de la piel. Es el complemento perfecto para pieles maduras y deshidratadas. 
  • Antioxidantes: dentro de este gran grupo, como protagonistas encontramos a la vitamina C, vitamina A y vitamina E. Las tres tienen gran afinidad por la piel y el cabello, interfiriendo en numerosas reacciones bioquímicas, incluso como cofactores de la respuesta inmunitaria. Actúan a nivel celular, favoreciendo la regeneración celular, reparando el daño ocasionado por los radicales libres (los rayos del sol, el tabaco, la contaminación, el estrés, entre otros). Numerosos estudios reflejan que la toma conjunta de las tres vitaminas (sinergia) potencia sus efectos, y por ello se le empieza a denominar «tríada mágica antioxidante».
  • Pycnogenol®: marca registrada en Estados Unidos. Se obtiene del extracto de la corteza de pino marítimo francés (Pinus pinaster) y actúa como un cóctel antioxidante. Además, posee propiedades antiinflamatorias, interfiere en la melanogénesis, disminuyendo y controlando las manchas, y favorece la microcirculación.
  • Otros: como silicio, cromo, zinc, coenzima Q10, ácidos grasos Omega 3,6 y 9 completarían un gran listado de activos. Cada vez están teniendo más relevancia, funcionando como complementos para obtener el máximo rendimiento de nuestro cuerpo y belleza. 

Conclusiones

Sin duda alguna, la nutricosmetica ha llegado para quedarse, y cada día conocemos más principios activos que funcionan, son seguros y nos embellecen por dentro y por fuera. Pero no hay que olvidarse de que, aunque no estén catalogados como medicamentos, pueden comprometer el estado de salud de la persona que los ingiere, y por ello, será el farmacéutico o el profesional sanitario que mejor te va a aconsejar. Pregunta siempre a un experto antes de poner en riesgo tu salud.

Ahora que conoces más sobre la nutricosmética, ¿sabes cuál sería tu mejor aliado? Seguiremos descubriendo más sobre este campo en próximos artículos. 

Referencias

Elsevier. María Teresa Alcalde. (2006) Vol. 25. Núm. 3. Accesible en: https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-nuevas-necesidades-cosmeticas-13085792

Elsevier. María Teresa Alcalde. (2006) Vol. 26. Num. 3. https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-alimentos-usados-formulacion-cosmetica-13101021

https://www.aesan.gob.es/AECOSAN/web/para_el_consumidor/ampliacion/complementos_alimenticios.htm

https://www.pycnogenol.com/es/aplicaciones/propiedades/

https://elfarmaceutico.es/index.php/cursos/item/7742-nutricosmetica-complementos-alimenticios-para-piel-y-cabello#.X-yti9hKjIV

https://www.aesan.gob.es/AECOSAN/web/para_el_consumidor/ampliacion/complementos_alimenticios.htm

https://www.aesan.gob.es/AECOSAN/web/para_el_consumidor/ampliacion/decalogo_consumo_responsable.htm

nv-author-image

María Pérez Maldonado

Doble graduada en Farmacia y Nutrición por UNAV. Trabajo actualmente en una oficina de farmacia y tengo mi consulta privada de nutrición. Mis especialidades son la dermofarmacia, y el tratamiento de la obesidad. Soy formadora en ESSAE y colaboradora con diferentes marcas cosméticas.

4 comentarios en «Nutricosmética: belleza desde el interior»

  1. Buenos días, me ha gustado el artículo. Sencillo…
    Solo preguntar,hace poco escuché a un nutricionista decir que si tomamos colágeno no necesariamente creamos ese colágeno que necesitamos, de la misma manera que si se nos cae el pelo, no comemos pelo para que nos salga. Es más complejo de lo que pensamos. ¿ Es así? ¿ Que podemos comer para que nuestro cuerpo cree ese colágeno?
    Gracias

    1. Hola María José, en primer lugar muchas gracias por tu comentario 🙂
      El tema del colágeno va a depender de muchas cosas, entra en juego el término «biodisponibilidad» que hace referencia, de manera sencilla, a como se va a absorber y a utilizar el producto en nuestro cuerpo. El colágeno es una proteína que se forma en nuestro cuerpo de manera natural, pero con el paso del tiempo, una mala alimentación, el estrés, la contaminación etc, su producción es insuficiente o errónea. Los complementos alimenticios de colágeno ayudaran a potenciar la propia fabricación del colágeno por nuestro cuerpo, pero tendremos que saber el origen y con quien, viene acompañado.
      muchas gracias 🙂

    1. Hola Mar, en primer lugar gracias por tu comentario 🙂 Para mi, todo el lineal de Goah Clinic es estupendo. Sus fórmulas son naturales y se toman muy fácilmente.

      muchas gracias,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *