¿Mi perro es carnívoro? Su aparato digestivo.

Los perros son, junto con los gatos, los animales de compañía más frecuentes, pero, ¿conocemos todo sobre ellos? Probablemente pienses que los perros son muy parecidos a los lobos y que vienen de ellos, aunque, realmente son tan parecidos a los lobos como nosotros a los chimpancés. Existen actualmente muchas creencias erróneas sobre los perros, basadas en estudios antiguos mal realizados. Pero, ¿alguna vez te has preguntado si los perros son carnívoros?. Aquí hablaremos sobre su alimentación, que se basa en el consumo de alimentos de origen animal. Comencemos.

Clasificación de los perros

Los perros pertenecen al orden Carnivora, familia Canidae, donde se incluyen muchos cánidos como los lobos, coyotes o jackales. El nombre científico del perro también ha sido motivo de debate, ya que algunos autores lo consideran como una subespecie del lobo. Otros muchos autores, lo consideran una especie diferente, ya que ha sufrido un aislamiento reproductivo parcial. El perro, posee grandes diferencias fisológicas, pero sobretodo comportamentales con el lobo. Además, el origen de los perros tampoco está claro. Esto se debe a que, diversas investigaciones sugieren que el perro ya existía como especie antes de su domesticación, que se cree que empezó hace 14.000 años. Por esto, el nombre científico actualmente aceptado de los perros es Canis familiaris.

Los perros pertenecen al orden Carnivora. Los perros son carnívoros ya que obtienen energía a partir de alimentos de origen animal. es decir, siguen una dieta carnívora.
Clasificación taxonómica del perro doméstico o Canis familiaris.

Los perros son la especie que presenta mayor variedad morfológica, desde un pequeño Chihuahua hasta un Gran danés. Aún así, somos capaces de diferenciarlos y reconocerlos como perros. Esto es porque comparten características similares, tales como la neotenia, que supone mantener conductas infantiles en la etapa adulta, y la forma del cuerpo. Además, por dentro funcionan todos prácticamente igual, con pequeñas variaciones entre las diferentes razas.

¿Qué deberían comer los perros?

La alimentación, como todo lo relacionado con los perros, también ha sido motivo de controversia. Y es que, aunque es verdad que los perros son capaces de sobrevivir con una dieta omnívora, a diferencia de otros carnívoros estrictos, el sistema digestivo de los perros está preparado y adaptado para una dieta carnívora. Esto quiere decir que su principal fuente de alimentación debe ser la carne, y por tanto, los perros son carnívoros. Para probarlo, podemos observar la fisiología del perro. Hay características que podemos ver a simple vista y otras que ocurren internamente. De todo esto vamos a hablar en este artículo.

¿Cómo son sus dientes?

Tradicionalmente se ha usado la dentadura para saber el tipo de alimentación que llevan los animales, y es que puede darnos bastante información sobre lo que comen. Al igual que nosotros, los perros son difidontes. Esto significa que, al principio del desarrollo, tienen dientes «de leche» que son cambiados por dientes permanentes. También tienen incisivos, caninos, premolares y molares. Pero, si alguna vez te has fijado, la forma y tamaño de los dientes es bastante diferente a la nuestra. Ellos tienen unos colmillos, molares y premolares más desarrollados, lo que les permite desgarrar piezas de carne y moler huesos correctamente hasta que tengan el tamaño adecuado para atravesar el esófago.

Puede que te hayas fijado en que los perros engullen en vez de masticar tranquilamente. Se debe a que ellos no necesitan procesar el alimento en la boca tanto como nosotros, les basta con que sean capaces de tragarlo. Este movimiento de masticación es el que hace posible que rompan la fuerte pared celular de los organismos vegetales, para facilitar la función de diferentes enzimas que degradan los azúcares complejos. Como consecuencia, los perros son menos capaces de degradar azúcares complejos, que son la principal fuente de energía de las dietas omnívoras.

Pero, si mi perro no obtiene energía de los azúcares, ¿de dónde la obtiene?

Nosotros obtenemos la energía principalmente de los azúcares mediante un proceso conocido como glucólisis. En este proceso, quemamos la glucosa, que proviene de azúcares complejos, para obtener energía. Los carnívoros, al tener más dificultades o ser incapaces de degradar azúcares complejos, obtienen energía de las proteínas y las grasas. Esto lo realizan mediante la gluconeogénesis, donde diferentes enzimas convierten las proteínas en glucosa, que será utilizada para obtener energía. También realizan un proceso conocido como beta oxidación, en el que la grasa se transforma en energía. De esta manera, todo su metabolismo está adaptado a obtener energía de la carne. De nuevo las pruebas apoyan nuestra teoría de que los perros son carnívoros.

¿Cómo es su aparato digestivo?

Los perros se alimentan de carne y su aparato digestivo es más corto, a diferencia del de los omnívoros, como los mapaches y algunos osos. Esto le confiere ciertas ventajas para digerir carne y algunas desventajas para digerir vegetales.

Los carnívoros, al tener más dificultades o ser incapaces de degradar azúcares complejos, obtienen energía de las proteínas y las grasas. Esto lo realizan mediante la gluconeogénesis, donde diferentes enzimas convierten las proteínas en glucosa, que será utilizada para obtener energía.
Esquema del aparato digestivo de un perro.

Un aparato digestivo corto evita el crecimiento de bacterias descontrolado que se ingieren junto a la presa. Al pasar poco tiempo en el sistema digestivo, se reduce la probabilidad de que las bacterias se multipliquen y produzcan una infección. Además, se acompaña de otras estrategias, como un pH gástrico excesivamente ácido, que limita el crecimiento bacteriano. Así, los perros, a diferencia de nosotros, son capaces de ingerir algunas bacterias patógenas en su comida sin que suponga consecuencias negativas para la salud.

En cuanto a las desventajas a la hora de procesar alimentos de origen vegetal, el corto tiempo que permanecen en el sistema digestivo impide que se degraden correctamente. La microbiota juega un papel fundamental para degradar azúcares complejos en pequeñas porciones que puedan ser asimiladas por el organismo. Si el alimento está en contacto durante poco tiempo con la microbiota, los microorganismos no son capaces de degradar correctamente los azúcares y éstos, no serán completamente asimilados. Por ello, necesitarían ingerir grandes cantidades de vegetales para obtener la misma cantidad de energía.

Así, los perros, aunque sean capaces de sobrevivir con una dieta omnívora, presentan diferentes adaptaciones, anatómicas y fisiológicas, que hacen que saquen el máximo provecho a alimentos de origen animal, por tanto, los perros son carnívoros. Y tú, ¿habías pensado alguna vez que tienes un carnívoro en casa?¿Su alimentación se basa principalmente en alimentos de origen animal?

1 pensamiento sobre “¿Mi perro es carnívoro? Su aparato digestivo.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nv-author-image

Patricia Rondon