Saltar al contenido

El sistema de recompensa cerebral: ¿Amigo o enemigo?

sistema-recompensa

Desde que somos pequeños, al hacer algo bueno se nos recompensa con algún premio para incentivar la repetición de cierto comportamiento. Sin embargo, ¿utilizar este método es lo más correcto? En ciertas ocasiones esto puede ser más perjudicial que beneficioso y, aunque no seamos conscientes de ello, nosotros mismos nos recompensamos cada día mediante el sistema de recompensa cerebral. Este sistema de recompensa hace que hayamos podido sobrevivir, pero actualmente es el principal responsable de las adicciones y a continuación veremos cómo un mismo sistema puede provocar ambas cosas.

Recompensas para repetir acciones

En un primer momento la mayoría pensamos que las recompensas son buenas a la hora de motivar a una buena conducta. Sí, la intención es buena, pero ¿es realmente el buen comportamiento lo que se fomenta?

Todos conocemos el típico cartel de “Se busca” que sale en las películas del oeste en el que ofrecen una recompensa económica por encontrar a la persona que sale en el cartel, normalmente “vivo o muerto”. Está claro que el dinero es una recompensa eficaz ya que se incentiva que la gente busque a la persona del cartel, sin embargo, el comportamiento que incentiva no es bueno, ya que la acción que se realiza, sea buena o mala, tiene como objetivo obtener la recompensa.

A nivel cerebral también nos recompensamos inconscientemente para se repitan ciertos comportamientos buenos, aunque a veces esto se vuelve en nuestra contra y hace que se repitan comportamientos perjudiciales para el cuerpo. Un ejemplo positivo del sistema de recompensa cerebral que se repitan acciones como comer cuando tienes hambre o beber cuando tienes sed o hace calor. Creo que todos hemos sentido el placer que da beber agua fresquita cuando hace calor, pues ese placer lo produce el sistema de recompensa cerebral, de esta manera la acción se volverá a repetir constantemente.

Nuestro Sistema de Recompensa Cerebral

El cerebro emite una serie de señales bioquímicas que hace que se ponga en marcha este sistema de recompensa. La protagonista en este sistema de recompensa es la dopamina, un neurotransmisor que activa ciertas zonas del cerebro poniendo en marcha el circuito.

Hay una serie de áreas cerebrales que participan en el circuito de recompensa:

  • El área tegmental ventral, es la responsable de los mecanismos básicos de supervivencia y es el lugar donde empieza a ponerse en marcha este sistema de recompensa.
  • El sistema límbico, en concreto una parte que se llama núcleo accumbens. Este es el encargado de producir esa sensación de placer que nos hace querer repetir la acción.
  • Esta sensación de placer pasa al lóbulo frontal que es el encargado de interpretar la acción para poder aprenderla y por tanto repetirla en el futuro.

Todos estos ingredientes son los que forman el sistema de recompensa, y el interruptor para ponerlo en marcha es la dopamina.

Circuito de sistema de recompensa cerebral.
Sistema de recompensa cerebral: Se observa cómo comienza en el área tegmental ventral y se extiende a otras zonas del cerebro. Imagen obtenida de https://www.alamy.es

Las adicciones aprovechan este sistema para que nuestro cerebro interprete que debe repetir esa acción. En estos casos, la dopamina está excesivamente aumentada estimulando hasta el extremo este sistema. Esta estimulación no viene solo a través de sustancias químicas sino a través de cualquier tipo de adicción como la nicotina del tabaco, el placer de las compras, las relaciones sexuales o las redes sociales. Estos comportamientos generan placer, creando adicción, y hace que repitamos las acciones una y otra vez a pesar de que pueda ser perjudicial.

Respuesta placentera de la nicotina sobre el cerebro. La nicotina actúa sobre las neuronas haciendo que estas liberen dopamina haciendo que el sistema de recompensa produzca placer. Imagen obtenida de https://static-abcblogs.abc.es.

Efecto de las adicciones

Las adicciones estimulan el sistema de recompensa mucho más de lo normal, cuando el sistema está demasiado estimulado se termina creando una insensibilización. Esto hace que cada vez se necesite más dosis para producir el mismo efecto de sensación de placer, algo que es muy característico de las drogas, pero en realidad ocurre en todo tipo de adicciones.

El efecto que se produce en este caso es lo que se denomina tolerancia, y se debe a que cada vez es más difícil estimular el sistema de recompensa para que produzca una sensación placentera. Esto explica por qué se producen las sobredosis si hablamos de drogas, porque a base de aumentar cada vez más la dosis, al final el cuerpo colapsa debido a todos los efectos nocivos que tiene la droga.

Conclusión

¿Es el sistema de recompensa nuestro amigo o enemigo? En este punto, sabemos que no todo es blanco o negro. Tenemos un sistema de recompensa cerebral que nos crea adicciones a sustancias y hábitos nocivos para la salud. Por otro lado, este mismo sistema es el que nos hace comer cuando tenemos hambre y beber cuando tenemos sed. Esto demuestra que este sistema es un mecanismo necesario para la supervivencia del ser humano, pero que cuando se estimula en exceso, también nos puede perjudicar.

Cualquier sustancia o acción que estimule este sistema de forma extrema es lo que se llama adicción, así que podríamos ser adictos sin saberlo. Existe adicción a la comida basura, al sexo, a comprar compulsivamente, a robar, etc. Pero algo que ha demostrado producir una fuerte adicción son las redes sociales. ¿Cuántas veces os habéis salido de una red social y al minuto habéis vuelto a entrar? Esto ocurre porque las redes sociales estimulan también de forma excesiva el sistema de recompensa haciendo que repitamos esa acción con rapidez. Ahora que has terminado este artículo, ¿puede que seas adicto y no lo sabías?

Adicción a las redes sociales: Se ha visto que las redes sociales estimulan el sistema de recompensa de forma extrema. Imagen obtenida de https://www.activamutua.es

Con esta información, debemos ser conscientes de las acciones que realizamos en el día a día, con qué frecuencia, y valorar si debemos limitar alguna de ellas.

Artículo editado por Corina Alexandra Guraliuc.

Artículos que pueden interesarte

Referencias

Cheng C, Lau YC, Chan L, Luk JW. Prevalence of social media addiction across 32 nations: Meta-analysis with subgroup analysis of classification schemes and cultural values. Addict Behav. 2021 Jun;117:106845. doi: 10.1016/j.addbeh.2021.106845. Epub 2021 Jan 26. PMID: 33550200.

Clay SW, Allen J, Parran T. A review of addiction. Postgrad Med. 2008 Jul 31;120(2):E01-7. doi: 10.3810/pgm.2008.07.1802. PMID: 18654058.

Dragoni Divrak D. Reward System: A Guide For Wellness. Adv Mind Body Med. 2020 Winter;34(1):4-7. PMID: 32277748.

Koob GF. Neurobiology of Opioid Addiction: Opponent Process, Hyperkatifeia, and Negative Reinforcement. Biol Psychiatry. 2020 Jan 1;87(1):44-53. doi: 10.1016/j.biopsych.2019.05.023. Epub 2019 Jun 12. PMID: 31400808.

Nettleton JE, Cho NA, Klancic T, Nicolucci AC, Shearer J, Borgland SL, Johnston LA, Ramay HR, Noye Tuplin E, Chleilat F, Thomson C, Mayengbam S, McCoy KD, Reimer RA. Maternal low-dose aspartame and stevia consumption with an obesogenic diet alters metabolism, gut microbiota and mesolimbic reward system in rat dams and their offspring. Gut. 2020 Oct;69(10):1807-1817. doi: 10.1136/gutjnl-2018-317505. Epub 2020 Jan 29. PMID: 31996393; PMCID: PMC7497576.

Rolls ET. The cingulate cortex and limbic systems for emotion, action, and memory. Brain Struct Funct. 2019 Dec;224(9):3001-3018. doi: 10.1007/s00429-019-01945-2. Epub 2019 Aug 26. PMID: 31451898; PMCID: PMC6875144.

Schultz W. Predictive reward signal of dopamine neurons. J Neurophysiol. 1998 Jul;80(1):1-27. doi: 10.1152/jn.1998.80.1.1. PMID: 9658025.

https://www.isep.es/actualidad-psicologia-clinica/adicciones-tecnologicas-internet-moviles-y-redes-sociales/

https://microbacterium.es/que-es-la-sinapsis-nerviosa

nv-author-image

Esther Anguiano Batanero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WhatsApp
Twitter
Facebook
LinkedIn
Telegram
Nuestros cursos

Formación especializada para el sector científico ¡Explora y aprende!

Esta web utiliza cookies para garantizar la mejor experiencia del usuario.