¿Sabías que los insectos y las bacterias pueden ayudar a resolver crímenes?

¿Habías oído hablar alguna vez de la microbiología o la entomología forense? Si tu respuesta a esta pregunta es que no, probablemente desconocías que agencias de investigación criminal como el FBI o fuerzas policiales como el CNP (Cuerpo Nacional de Policía Española) cuentan con los insectos o las bacterias para las técnicas de investigación de casos delictivos. Si tienes curiosidad en saber exactamente cómo son empleados, te invito a seguir leyendo.

Entomología forense

¿Qué es la entomología forense?

La entomología forense es el estudio de los artrópodos (principalmente insectos) en el contexto de la investigación de crímenes y casos legales. Este tipo de disciplina es especialmente importante para la validación de coartadas, ya que permite determinar el tiempo desde la muerte conocido como intervalo post-mortem (PMI). Esto es posible gracias a que una vez una persona fallece y el cuerpo se descompone atraviesa una serie de estadios caracterizados por cambios biológicos y bioquímicos que los artrópodos a través de unos quimiorreceptores son capaces de detectar incluso a kilómetros de distancia. Una vez detectan esos cambios, llegan a la escena del crimen ordenadamente y siguiendo una sucesión predecible.

Los principales insectos usados para determinar las etapas de descomposición de los cadáveres son las moscas, los escarabajos y las polillas. Los que suelen llegar en primer lugar al cuerpo son los calirófidos, comúnmente conocidos como moscardones o moscas de la carne (sí, esas moscas brillantes de colores que aparecen cuando algo huele mal). Tal y como podemos observar en la figura 1 lo que ocurre es que las hembras grávidas llegan al tejido en descomposición en un estadio muy primerizo (el estado conocido como «fresco») y se alimentan de las secreciones de las partes húmedas (ojos, nariz, boca, orificios anales y urogenitales expuestos o heridas abiertas). En estas mismas partes depositan sus huevos que suelen eclosionar al cabo de 24 horas dando lugar a las larvas de primer estadio (los gusanos).

Ciclo vital de la mosca usado en entomología forense.
Figura 1- Desarrollo de la mosca doméstica (equivalente al moscardón). Etapas del ciclo vital: puesta huevos, estadios larvarios (gusano), pupa (último estadio larvario) y adulto.

Al encontrar el cadáver, los forenses simplemente miran el estadio larvario de las moscas y consultan una tabla con el detalle de los tiempos. Con eso pueden deducir cuando se produjo la muerte. Esta misma metodología es apta para cualquier etapa de deterioramiento del cadáver. Simplemente hace falta observar qué insecto está presente (arañas, ácaros, avispas…) y mirar su ciclo vital para sacar conclusiones.

¿Qué datos puede proporcionar?

Hemos visto que una de las informaciones más importantes que nos proporciona la entomología forense es la determinación del tiempo después de la muerte. No obstante, esa no es la única información que se puede inferir de los insectos. A continuación vemos algunos otros ejemplos de aplicación de la entomología forense:

Casos legales de homicidios, abusos y muertes accidentales y sospechosas:

  • Casos de muertes sospechosas (determinación de movimiento del cadáver): En función de las especies que estén presentes podremos saber si un cadáver ha sido desplazado. Esto es así debido a que algunas especies sólo aparecen o en interiores o en exteriores, y otras están limitadas a una región geográfica en particular (endemismo).
  • Casos de muerte por accidente automovilístico: En algunos casos es posible que se encuentre algún insecto como una avispa o abeja en la escena del crímen. Esto sería indicio que el conductor pudo haber sido distraído por dicho insecto.
  • Casos de muerte por negligencia: En el caso de bendajes quirúrgicos no cambiados con frecuencia y las heridas o úlceras por decúbito no tratadas, algunos tipos de moscas pueden depositar sus huevos (miasis). Estaríamos frente a un caso de negligencia médica.
  • Casos de tráfico de drogas: En el caso de tráfico de drogas, se han asociado a menudo ciertos artrópodos con incautaciones de marihuana y otras sustancias ilegales. Estos son muy útiles sobretodo en los casos de especies de una región geográfica en particular ya que permiten incriminar a los narcotraficantes.
  • Casos de muerte por sobredosis: En casos de muerte por sobredosis donde el cuerpo está en deterioro avanzado, los artrópodos pueden ser analizados para detectar presencia de cocaína, heroína u otras sustancias tóxicas como metales pesados.
Accidente de tráfico.
Figura 2-Imágen de un accidente de tráfico. Fuente: Freepik.

Casos legales de responsabilidad / riesgo:

  • Determinación de muerte/lesión por agente biológico (choque anafiláctico): Algunas muertes o lesiones pueden estar asociadas con choques anafilácticos por artrópodos. En estos casos, un entomólogo forense sería el encargado de relacionar las lesiones de la víctima con el artrópodo causante de la muerte. En cada tipo de instalación suele haber un tipo de artrópodo asociado. Este es el caso de almacenes e instalaciones de procesamiento donde las lesiones se suelen producir por avispas y abejas, de edificios y plataformas petrolíferas que al emitir luz suelen atraer escarabajos estafilínidos o de almacenes de productos que suelen infestarse de escarbajos (derméstidos, silvanidaes y curculiónidos).
  • Casos de caza furtiva: En el caso de la caza furtiva, se pueden analizar los artrópodos que se alimentan de los restos cadavéricos de los animales disparados o envenenados. Estos permiten determinar cúando y dónde se mataron los animales, permitiendo así relacionarlo con alguna persona responsable de caza ilegal.
Figura 3– Imágen de una avispa asiática, causante de muertes por su picadura (derecha) comparada con una avispa nativa española (izquierda). Fuente: Washington State Department of Agriculture.

Inconvenientes de la entomología forense

Hemos visto que la entomología es una herramienta muy útil a la hora de determinar el intervalo post-mortem, en concreto, en intervalos medios (de días a semanas). No obstante tiene un gran defecto, y es que solo puede ser usada en los casos donde los insectos tengan acceso al cuerpo. Además, también tiene otra desventaja y es que puede ser poco precisa si hay retrasos en la puesta de huevos del artrópodo en cuestión.

Otro tipo de métodos forenses usados comprenden el análisis de los ácidos grasos volátiles que se desprenden del cuerpo en descomposición o la caracterización química y biológica de los suelos donde este yace. Sin embargo, estos métodos también acarrean una serie de limitaciones entre las cuales destaca la imposibilidad de aplicarlos cuando un cadáver es desplazado.

Cadáver de una oveja (cráneo oveja).
Figura 4- Cráneo de oveja. Fuente: Pxfuel.

Podría parecer entonces que la solución está en aplicar métodos no tan a nivel ambiental sino más a nivel del cuerpo, como es el análisis de los constituyentes inorgánicos de los huesos. En este caso existe un problema ya que este tipo de método suele indicar intervalos post-mortem más largos. No obstante la idea no es mala, ya que centrándonos en el cuerpo solamente, eliminamos, como hemos dicho, la variabilidad del entorno. Pensando, pues, en algo propio del cadáver y más o menos constante, los investigadores dieron con la clave: el microbioma humano.

Microbiología forense

¿Qué es la microbiología forense?

La microbiología forense es un tipo de análisis forense emergente basado en el estudio de comunidades bacterianas.

Streptococcus pneumoniae.
Figura 4- Imágen de la bacteria Streptococcus pneumoniae. Fuente: Wikimedia commons.

El análisis del microbioma humano es una técnica que puede proporcionar información muy valiosa ya que juega un papel clave en la descomposición de los tejidos blandos después de la muerte. Se ha visto que las comunidades microbianas del intestino grueso, a pesar de tener algunas pequeñas variaciones entre individuos según su estilo de vida o dieta (entre otros factores), son lo suficientemente consistentes como para inferir un parámetro clave como es el intervalo post-mortem.

¿Qué ventajas posee?

Como hemos comentado, se trata de un tipo de análisis emergente, con lo cual aún falta mucho que estudiar. No obstante, tiene grandes ventajas respecto a la entomología forense:

  • No hay retrasos en la colonización como en el caso de los insectos.
  • Puede ser usada incluso si el cuerpo está en un espacio interior.
  • Las comunidades bacterianas no dependen del tipo de entorno o tipo de suelo donde yace el cuerpo.
  • Las comunidades bacterianas no se ven gravemente afectadas por los cambios de localización del cuerpo.
  • Es un método basado en el análisis de ADN (a través de PCR) lo cual resulta muy asequible para los laboratorios forenses que ya disponen de los equipos necesarios.
  • No se ve condicionado por la época del año (en el caso de los insectos en invierno la actividad se ve reducida).

Es así, pues, cómo la microbiología y, en concreto, el microbioma humano, una vez más, nos demuestra su grandísimo potencial de aplicación.

Aún queda mucho por investigar y descubrir. Mientras tanto tenemos a nuestros pequeños grandes detectives, los insectos, que van a seguir ayudando a resolver casos seguro, por mucho tiempo más. Así que ya sabes, mucho cuidado con lo que haces… ¡A ver si una mariposa te va a delatar!

Bibliografía

  1. Amendt J. Forensic Entomology. Vol 3. Elsevier Inc.; 2018. doi:10.1080/20961790.2017.1403081
  2. Bhatia M, Mishra B, Thakur A, Dogra V, Loomba PS. Concept of Forensic Microbiology and its Applications. SMU Med J. 2016;3(September 2017):275-295.
  3. Hampton-Marcell JT, Lopez J V., Gilbert JA. The human microbiome: an emerging tool in forensics. Microb Biotechnol. 2017;10(2):228-230. doi:10.1111/1751-7915.12699
  4. Hauther KA, Cobaugh KL, Jantz LM, Sparer TE, Debruyn JM. Estimating Time Since Death from Postmortem Human Gut Microbial Communities. J Forensic Sci. 2015;60(5):1234-1240. doi:10.1111/1556-4029.12828
  5. Joseph I, Mathew DG, Sathyan P, Vargheese G. The use of insects in forensic investigations: An overview on the scope of forensic entomology. J Forensic Dent Sci. 2011;3(2):89-91. doi:10.4103/0975-1475.92154
  6. Medical-veterinary HOF, Of S, Medical-veterinary AOF, Problems TOF, Problems MA. Chapter 1 – Medical entomology. Science (80- ). 2002.
  7. Página oficial de la DGP-Comisaría General de Policía Científica. https://www.policia.es/org_central/cientifica/servicios/id_entomo_forense.html.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nv-author-image

Sonia Adell Valen

¡Hola! Me llamo Sonia, soy graduada en Bioquímica y Biología Molecular y actualmente me encuentro cursando un Máster en Nutrición y Metabolismo en la especialidad de investigación. Me gusta aprender cosas nuevas y compartir lo que aprendo, y si estás leyendo esto ¡es que tú también eres de los míos! Así que espero que te guste mucho mi contenido y pueda seguir contando contigo por aquí. ¡Feliz aprendizaje!