¿Por qué proteger nuestra piel usando un fotoprotector?

¿Sabías que tenemos casi 2 metros cuadrados de superficie de piel y que pesa alrededor de 5 kilos? Hoy vas a descubrir lo importante que es este órgano y por qué es imprescindible utilizar fotoprotectores solares para protegerlo de las radiaciones y otros agentes perjudiciales.

¿Qué es la piel?

por qué usar fotoprotector para la piel
Anatomía de la piel. Imagen propiedad de: Wikimedia.

La piel es el órgano más extenso de nuestro cuerpo y desempeña funciones extraordinariamente importantes para nuestro funcionamiento. Entre ellas, las más relevantes son: la función protectora frente agresiones y agentes externos (bacterias, virus, hongos, radiaciones solares, radicales libres, contaminación…) y la función de la termorregulación, adaptándonos a cualquier ambiente.

Desde el punto de vista anatómico, la piel se divide en tres capas: la capa más interna es la hipodermis, donde residen los nervios que forman el sentido del tacto; la dermis, en la que se alojan las redes de elastina, colágeno y ácido hialurónico, importantísimas para el mantenimiento y funcionalidad de este órgano; y la epidermis, que es la capa más externa donde encontramos los pelos, las pecas y las temidas manchas.

¿Quiénes producen las manchas?

En la epidermis encontramos unas pequeñas células responsables de las manchas, pecas, y otras afecciones cutáneas. Hablemos de ellos: los melanocitos son unas células especializadas en la síntesis de melanina, que es el pigmento responsable del color de nuestros ojos, piel y cabello. 

La melanina forma una barrera protectora a lo largo de toda la dermis, protegiéndola de las radiaciones solares. Cuando nos exponemos al sol, ésta se activa. La aparición de manchas, pecas y quemaduras solares (eritema solar) son causadas por un exceso de radiación, que nuestra melanina no ha podido contrarrestar. Es decir, nuestro bronceado es una respuesta adaptativa de nuestra piel. Nuestro cuerpo se broncea como solución al sol.

por qué usar fotoprotector para la piel

Por tanto, debemos proteger nuestra piel siempre de las radiaciones solares así como de la luz azul, proveniente de los dispositivos digitales. ¿Cómo hacemos esto? Gracias a los fotoprotectores solares.

¿Qué es un fotoprotector solar?

Son todas las cremas, geles y spray en los que aparezcan las siglas FPS acompañadas de un número (15, 30, 50 o +50).

Estos productos contienen en su interior filtros, químicos o físicos, que son capaces de absorber o reflejar las radiaciones solares, impidiendo que penetren en nuestra piel y causen daño. También debe aparecer un círculo que incorpore las siglas IR y UVA que hacen referencia a dos de las tres radiaciones solares que inciden en nuestra piel. Si el fotoprotector elegido nos va a proteger también de los rayos UVB aparecerán estas siglas.

fotoprotector piel, por qué usar fotoprotector para la piel
Imagen propiedad de: FarmaciaVida.com

El factor de protección solar (FPS) nos indica el número de veces que el fotoprotector aumenta la capacidad de defensa de nuestra piel frente a la radiación solar. Es muy importante aplicarlos media hora antes de la exposición solar y renovarlo cada dos horas. Si vamos a realizar una actividad física y vamos a sudar, habrá que utilizar un fotoprotector especial para que siempre estemos protegidos. 

En el mercado encontramos multitud de productos y en función de nuestro tipo de piel, el tiempo que vayamos a estar expuestos al sol y la hora del día deberemos elegir uno u otro. Siempre será el farmacéutico el que haga la mejor recomendación. Nunca debemos quemarnos porque la quemadura de hoy puede ser el melanoma del mañana. 

nv-author-image

María Pérez Maldonado

Doble graduada en Farmacia y Nutrición por UNAV. Trabajo actualmente en una oficina de farmacia y tengo mi consulta privada de nutrición. Mis especialidades son la dermofarmacia, y el tratamiento de la obesidad. Soy formadora en ESSAE y colaboradora con diferentes marcas cosméticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *