¿Se originó la vida a partir de meteoritos?

¿Quiénes somos? ¿A dónde vamos? ¿De dónde venimos? Son preguntas que el ser humano se ha hecho a si mismo desde los albores de la especie humana. La forma en la que se originó la vida a partir de materia inorgánica es aún hoy en día una de esas preguntas que no encuentra consenso entre la comunidad científica.

Pero, ¿qué significa el “origen” de la vida?

La abiogénesis, u origen de la vida, se conoce como el proceso por el cual la vida surgió a partir de materia inorgánica, en forma de compuestos sencillos. El estudio de la abiogénesis busca determinar cómo las reacciones químicas pre-vida dieron lugar a la vida en condiciones tan diferentes a las actuales.

Cualquier teoría exitosa de la abiogénesis debería explicar los orígenes e interacciones de estas moléculas. En resumen, la abiogénesis se pregunta cómo apareció la vida en este pequeño punto azul que es la Tierra en el Universo.

La Tierra puede ser un puntito insignificante en el Universo y, sin embargo, toda la historia de la vida que conocemos está albergada precisamente ahí. Y es que la vida necesita condiciones bastante específicas para salir adelante y mantenerse en el tiempo.

vida en la tierra, de donde viene la vida, química del carbono,

¿Cuáles creemos que son las condiciones necesarias para la existencia de vida en un planeta?

  • Agua en estado líquido. Con respecto a la importancia del agua sí hay consenso. El agua es completamente vital debido a su importante papel en las reacciones bioquímicas. Por tanto, un planeta debe tener agua líquida y mantenerla el tiempo suficiente (millones de años) para tener la oportunidad de que la vida evolucione en su seno.
  • Carbono. La vida observada en la tierra se basa en la química del carbono disuelto. El carbono es el componente esencial de los compuestos orgánicos y se combina bien con otros átomos, en particular el hidrógeno (H), oxígeno (O), nitrógeno (N), fósforo (P) y azufre (S). Los científicos han tratado de imaginar la vida en una química diferente del carbono, y las cosas se complican mucho.
  • Zona de habitabilidad. La tierra es nuestro planeta, pero a menudo olvidamos que la tierra también depende de fuerzas cósmicas, superiores a ella, de las que dependen nuestros procesos terrestres. Una de ellas es la conocida como zona de habitabilidad. Ésta se refiere a la zona que nuestro planeta ocupa con respecto a nuestra estrella, el sol, en el Sistema Solar. La tierra presenta una órbita ni demasiado cerca ni demasiado lejos de la estrella alrededor de la que orbita. De esta forma, el planeta podría mantener su agua en estado líquido.
vida en la tierra, de donde viene la vida, química del carbono,

La tierra es un planeta único entre los planetas rocosos del Sistema Solar, ya que es el único planeta conocido por tener océanos de agua líquida en su superficie. Por tanto, cumple con la condición esencial de la presencia de agua líquida.

Además, esta continúa existiendo en su superficie terrestre, ya que el planeta se encuentra a una distancia suficiente del sol, así que no la pierde por efecto invernadero, pero a su vez no está suficientemente lejos como para que se congele.

Y os preguntaréis: todo esto está muy bien, pero ¿no veníamos a hablar de meteoritos? Pues ahora es cuando todo se pone interesante.

¿De dónde viene el agua de la tierra?

  • La teoría de las fuentes extraplanetarias defiende que el agua de la Tierra podría haberse formado más allá de la zona de influencia del sol, donde las temperaturas eran más bajas y el agua podría haberse condensado en forma de planetesimales helados. Este punto se correspondería con el cinturón de asteroides que actualmente rodea nuestro Sistema Solar. Se cree que estos cuerpos helados podrían haber traído el agua a la tierra. Según esto, la tierra habría crecido en tamaño a partir de planetesimales helados hace unos 4500 millones de años, cuando era del 60 al 90% de su tamaño actual. La tierra podría haber sido capaz de retener el agua mediante acreción o eventos de gran impacto (como grandes meteoritos). Esta hipótesis presenta evidencias sólidas por la similitud hallada entre los radioisótopos de condritas carbonatadas (subclase de los meteoritos más antiguos del Sistema Solar) y las aguas oceánicas. Se cree que las condritas tienen el mismo contenido en agua y relaciones isotópicas que los protoplanetas helados del cinturón de asteroides.
  • Teoría de Theia. Evidencias más recientes muestran que la composición isotópica del molibdeno de la corteza terrestre se originó en el Sistema Solar profundo, transportado posteriormente a la Tierra. Una posible explicación a esto sería la teoría de Theia, que sería el supuesto planeta que impactó con la Tierra para formar la luna hace 4500 millones de años, trayendo agua y materiales carbonatados con ella.
vida en la tierra, de donde viene la vida, química del carbono,

¿Esto qué tiene que ver con la biogénesis?

Pues básicamente, en los meteoritos se han encontrado numerosos compuestos esenciales para la vida, es decir, muchos de sus ingredientes básicos. Por tanto, el bombardeo de meteoritos en la joven Tierra podría haber ayudado al origen de la vida, suministrando sus componentes.

Entre los componentes encontrados, encontramos la ribosa, componente esencial para la formación del ARN (ácido ribonucleico). Este azúcar extraterrestre podría haber contribuido a la formación de ARN en la Tierra prebiótica, conduciendo al origen de la vida.

Las moléculas de ARN tienen capacidades de las que carece el ADN. Pueden hacer copias de sí mismas sin “ayuda” de otras moléculas, así como iniciar o acelerar reacciones químicas como catalizador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nv-author-image

Maruxa Fernández

Soy ambientóloga y geóloga. Ya desde muy pequeña me gustaba devorar libros de todo tipo. Actualmente me encanta utilizar la divulgación para generar tópicos multidisciplinares mientras aprendo y disfruto. Espero que a vosotros también os guste!