La evolución humana. Desde los antiguos primates al Homo sapiens

La evolución ha estado presente desde la aparición de la vida misma. Desde las primeras células, pasando por los organismos primitivos, hasta la complejidad y enorme diversidad de vida que conocemos (y que nos falta por conocer, aún) hoy en día. En este articulo que trata sobre la evolución humana hablaremos un poco sobre cómo se clasifican los primates y sus características principales. También hablaremos de como se ha separado nuestro género Homo del resto de los primates y de cuales son los antepasados del Homo sapiens.

Evolución humana, pero ¿qué es la evolución?

La evolución es un proceso complejo en continuo avance. Fue el naturalista Darwin el que presentó la primera idea de la evolución, mediante la teoría de la selección natural, en su libro El origen de las especies. La evolución biológica se define como el conjunto de cambios fenotípicos y genéticos que sufren las poblaciones biológicas a través de las generaciones. La evolución humana en concreto, es el proceso evolutivo que ha resultado en la aparición del ser humano anatómicamente moderno (HAM). Este proceso de evolución comienza con la evolución de los primates, en nuestro caso los del genero Homo, resultando en la aparición del homínido Homo sapiens.

La evolución humana no sólo se basa en la evidencia fósil, sino que es un proceso multidisciplinar. En el estudio de la evolución humana participan la antropología física, la neurobiología y la lingüística, entre otras muchas disciplinas.

Clasificación actual de los primates

Imagen 1. Clasificación de los miembros del orden de los primates.

La clasificación actual del orden Primates sería la que se muestra en la imagen 1. Tal y como se puede observar, los primates se dividen en dos subórdenes: Strepsirhini y Haplorhini. La principal diferencia entre estos dos grupos es la presencia o no presencia del rianario, es decir, de la zona de piel sin pelo que existe alrededor de las fosas nasales de algunos mamíferos. Mientras que los primates pertenecientes al suborden Strepsirhini cuentan con esta característica, los Haplorhini no la comparten.

También se distinguen dos grupos dentro de esta clasificación: los prosimios y los antropoideos (ver imagen 2). Hablaremos un poco más de ellos en el siguiente apartado. Nosotros, los humanos anatómicamente modernos u Homo sapiens, nos encontramos en ese último grupo. Los antropoideos son primates más grandes, generalmente diurnos, con mejor visión (en color) y un cerebro más grande y complejo.

¿Quiénes son los prosimios y los antropoideos?

Probablemente habréis visto la clasificación anterior y no tengáis ni idea de a qué animal se refiere. Tranquilos, yo al principio tampoco. Por eso, os adjunto una imagen de los diferentes primates, y estoy seguro de que a la gran mayoría de vosotros os sonará alguno, especialmente a los que habéis visto la película Madagascar.

El género Homo
Imagen 2. Diferentes ejemplares de primates clasificados por superfamilias (en paréntesis). En la fila de arriba se encuentran los prosimios, de izquierda a derecha: Tarsio (Tarsioidea), Lemur (Lemuroidea) y Loris (Lorisoidea). En la fila de abajo se encuentran los antropoideos: Mono araña marrón (Ceboidea), Babuino (Cercophitecoidea) y Chimpancé (Hominoidea).

Os voy a contar un dato curioso respecto a los lémures. Estos animales presentan una alta diversidad biológica y de comportamiento. Pero, ¿sabéis por qué? Los lémures se encuentran únicamente en la isla de Madagascar, y han vivido aislados durante miles de años. Al no haber ningún otro mono ni mamífero que compitiese con sus recursos, los lémures se han adaptado a nichos ecológicos muy diferentes. Este último concepto es muy abstracto, pero para entendernos, los lémures han evolucionado para cubrir diferentes roles en su ecosistema.

La separación de género Homo

Imagen 3. Clasificacion de los miembros de la superfamilia Hominoidea (imagen de Fred the Oyster : https://en.wikipedia.org/wiki/File:Hominidae_chart.svg)

¿Qué dice la biología molecular sobre la evolución humana?

La biología molecular aplicada a la evolución humana nos ha permitido saber cuáles son nuestros parientes más cercanos. Se ha estimado que la similitud entre las secuencias de ADN del HAM y el chimpancé (genero Pan), es de aproximadamente, entre un 95-98 %. El siguiente pariente más cercano sería el gorila (genero Gorillini). Desgraciadamente, el numero de fósiles, tanto de chimpancés como de gorilas, permanece escaso. Ésto probablemente se deba a la calidad del suelo (un suelo ácido) donde eran enterrados los restos de estos animales.

Evolución humana: el género Homo

Del Homo habilis al Homo sapiens

La evolución humana es un proceso que aún no está claramente descrito. El Homo Sapien probablemente proviene de un hominoideo de la época del Mioceno. Desgraciadamente, los rastros fósiles que nos diferencian de los otros hominoideos no se conservan de manera adecuada. El Homo sapiens no se diferencia por sus dientes más pequeños y cerebro más grande, sino por detalles del esqueleto post-craneal, especialmente en la pelvis.

El primer miembro del género Homo es Homo habilis, una especie que evolucionó hará entre unos 2.8 y 1.4 millones de años. Vivió en el Este y Sur de África, y es conocido coloquialmente como el “hombre práctico” u “hombre manitas”. Algunos autores distinguen otra especie, Homo rudolfensis, de Homo habilis, pero otros los incluyen como una variación de la misma especie. Tras un proceso de encefalización (un aumento del tamaño craneal) y una mejora en la capacidad para elaborar herramientas de piedra llegó el Homo erectus u “hombre erguido”.

El Homo erectus vivió hace entre 1.9 millones y 70.000 años. Esta especie habitó todo Sudáfrica, y se cree que Homo erectus migró desde África, a Asia y Europa entre hace 1.8 millones y 110.000 años atrás. Una pequeña población de Homo erectus se quedó en África y se expandió por todo el territorio. Además parece ser que la evolución de esta población dio como resultado la aparición del Homo sapiens arcaico.

Efecto cuello de botella en la evolución humana

Muchos antropólogos también mencionan un evento natural, la teoria de la catastrofe de Toba, como responsable de la aparición de los humanos más modernos. Hace 70.000 años ocurrió una erupción volcánica en el Lago de Toba, Indonesia, que causó la muerte de la gran mayoría de los antiguos humanos. Este evento dejó en torno a 1000 y 10.000 parejas de supervivientes. La catástrofe natural generó un efecto de cuello de botella, lo que redujo dramáticamente la variación genética de las poblaciones humanas de la época.

Distribución de los diferentes ancestros de los miembros del género Homo en el tiempo. Cabe resaltar la coincidencia en el espacio-tiempo de Homo sapiens con otras especies hermanas, como los NeandertalesEl género Homo
Imagen 4. Diferentes especies de primates agrupados según los millones de años (columna izquierda) que vivieron. Las lineas negras indican la descendencia.

Neandertales y Denisovanos ¿Quiénes eran?

Seguro que habéis oído hablar de los Neadertales (Homo neanderthalensis), esos humanos que hemos plasmado como seres grandes, fuertes y siempre con un garrote en la mano. Tanto los Neandertales como los Denisovanos (especie sin determinar a día de hoy) son descendientes de poblaciones de Homo erectus que dejaron África hará unos 2 millones de años, y evolucionaron de forma independiente en diferentes zonas de Eurasia.

El Denisovano hace referencia a las muestras de una pequeña población diferenciada perteneciente al género Homo encontrados en las cuevas de Denisova. La cueva se encuentra en los macizos de Altái, en Siberia. Se cree que esa especie o subespecie convivió con Neandertales y Homo sapiens arcaicos. Además, se ha demostrado que existieron híbridos entre Neandertales y Denisovanos. En el año 2012 se halló un molar (Denisova 11) que perteneció a una niña con padre Denisovano y madre Neandertal.

Una enorme mezcla de genes

No solo los Denisovanos, sino que también nuestros antepasados tuvieron varios encontronazos con estas otras especies «primas» del género Homo. Si analizamos nuestra secuencia de ADN, muchos de nosotros tenemos una minúscula parte de ADN que proviene de los Neandertales. En pequeñas poblaciones de Oceanía y Asia también se puede encontrar ADN Denisovano.

Pero, ¿qué significa esto? Pues que nuestros antepasados, los Homo sapiens arcaicos, se mezclaron varias veces con miembros de esas otras especies durante su trayecto por Eurasia, hace unos 70.000 años. Es más, incluso hay pruebas de que los descendientes de los africanos de hoy en día también tienen restos de ADN Neandertal. Esto podría explicarse debido a que una población híbrida de Eurasia volvió a emigrar al continente africano original. Para saber más sobre esto último echad un ojo a este articulo https://doi.org/10.1016/j.cell.2020.01.012.

Por lo tanto, aunque hay mucha controversia, parece ser que las primeras poblaciones de Homo sapiens compitieron o se hibridaron con las especies hermanas en su expansión por Eurasia, Oceanía y América. Probablemente, unas poblaciones más grandes, con un mejor desarrollo social y tecnológico hicieron posible la sustitución del Neandertal por el más moderno Homo sapiens.

En resumen, la evolución del ser humano puede ser lineal en algunos momentos y ramificada en otros, pero esa no debería de ser la base. La genética comparativa nos ha aportado herramientas suficientes para poder observar que los procesos de hibridación de Homo sapiens con otras especies del género Homo han podido afectar en gran medida a la aparición del ser humano moderno.

nv-author-image

Iker Ariznabarreta

¡Hola! Me llamo Iker, y soy un joven biólogo con especial interés por la microbiología. Estoy entusiasmado por seguir aprendiendo y compartir mis conocimientos con todo aquel que desee conocer el amplio mundo de las ciencias biológicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *