Saltar al contenido

Diabetes: una enfermedad poco conocida aunque muy oída

Seguramente habéis oído alguna vez la palabra diabetes. Muchas veces asociada a los abuelos o personas mayores de nuestro entorno. Otras veces a un amigo o un amigo de un amigo tuyo. Pues bien, debido a que esta enfermedad afecta a 422 millones de personas en el mundo, quizás este dato te ayude a entender porque es tan fácil oírla mencionar. Sin embargo, poca gente sabe definir que es la diabetes o que tipos hay, tratamientos, etc. El objetivo de este articulo es que conozcas un poco más esta enfermedad tan oída y poco conocida.

Finalmente, antes de empezar, os diré que se me pasó la fecha, que hubiese encajado a la perfección en difusión y alfabetización científica que haremos con este articulo. Debido a que la esencia del 14 de noviembre Día Mundial de la Diabetes, es dedicar ese día a la concienciación de esta enfermedad. Espero que las próximas líneas consigan tal objetivo sea cuando sea que leas esto, pues al final, cualquier día es bueno para concienciar y aprender.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad autoinmune, que se encuentra definida como una deficiencia en la producción de insulina, que se puede deber a distintas causas, dando los diferentes tipos de diabetes [1, 2].

Por tanto, en el siguiente apartado vamos a vincular los problemas en la producción de insulina, con los diferentes tipos de diabetes que se han diseñado como un sistema de clasificación.

Figura 1. Pictograma que representa la diabetes en su día mundial 14/10 para concienciar sobre la enfermedad. Imagen extraída del link.

Tipos de diabetes

La asociación española de diabetes (SED) y la asociación mundial de diabetes (ASOMUNDI), dan datos alarmantes. En España hay aproximadamente 6 millones de personas que tienen diabetes diagnosticada, aunque se estima que 240 millones de personas viven con diabetes sin diagnosticar en el mundo [1,3].

Ahora bien, los tipos de diabetes que encontramos como clasificación en estas asociaciones mencionadas previamente son:

1. Nula producción de insulina, siendo la producción cero por el organismo, ya que no es posible que las células puedan tomar la energía de la glucosa, es cuando se habla de Diabetes tipo I (DBI) [1].

2. Baja producción de insulina o un mal funcionamiento de la insulina, siendo común en personas mayores o en determinados momentos de la vida. Cuando se requiere de mayor cantidad de insulina, porque hay un exceso para el cuerpo en el consumo de azúcares a través de los alimentos, esta es conocida como la Diabetes tipo II (DBII). Esta representa más del 90% del total de casos de diabetes [3].

Figura 2. Esquema de como sería la interacción de la insulina y la glucosa en una persona sana, una persona con diabetes tipo 1 y una persona con diabetes tipo 2. Imagen extraída del link.

Dentro de la DBII se encuentra la diabetes gestacional (DG) como una deficiencia en la producción de insulina, de modo temporal durante el embarazo [2,3].

3. La diabetes tipo MODY es otro tipo, el último que se ha descubierto, su nombre proviene de la abreviatura de la frase, en inglés, Maturity Onset Diabetes of the Young (diabetes de la edad madura que se presenta en el joven). Como su nombre indica, se trata de un tipo de diabetes que en principio se parecería más a la DBII, cuyo inicio típico es en la madurez, en que puede controlarse sin necesidad de insulina, pero que se presenta en una edad precoz, por debajo de los 25 años, y no tienen por qué ser obesos. 

Desde el punto de vista cuantitativo, la diabetes tipo MODY es mucho menos frecuente que el tipo 2. Siendo la MODY correspondiente del 2-5% de los casos de diabetes, aunque muchas veces está sin diagnosticar. Se conocen hasta ahora 7 subtipos de diabetes tipo MODY [1,2].

Conviene destacar que, curiosamente, aunque no es ningún tipo de diabetes como tal, ya que no aparece en las clasificaciones, se ha observado en los últimos años de aparición de DBII, en población infantil debido a la obesidad, que se está viendo recientemente en relación a la dieta inadecuada y la falta de ejercicio físico de los niños con un estilo de vida “occidental” [4].

El tratamiento

Los tratamientos de la diabetes dependen por tanto del problema en la producción y por tanto, del tipo de diabetes. No es lo mismo el tratamiento para la diabetes tipo 1, 2 o MODY, así como para la gestacional.

En los últimos 10 años, ha cambiado el concepto que consideraba que la diabetes tipo 1 se registraba sólo en niños o jóvenes, pero que ahora se han reconocido casos en adultos que suelen ser delgados. Los científicos creen que tanto la historia familiar de la persona como el medio ambiente (virus, en especial el Coxsackie B (enterovirus con meningitis, miocardiopatías, etc) juegan un papel importante para desencadenar este proceso auto-inmune.

No obstante, esta enfermedad posee tratamiento mediante el suministro de insulina a diario de manera externa, para que el paciente pueda vivir con esta enfermedad crónica, con muchos síntomas: sed excesiva, orinar frecuentemente, pérdida de peso inexplicable, fatiga, azúcar en la orina, etc [1,5,6].

Figura 3. Pastillas para el control de la glucemia y una maquina de control y medición de los niveles de glucosa en sangre. Son parte del control para un buen tratamiento de esta enfermedad. Imagen extraída del link.

En cuanto al tratamiento de la diabetes, la respuesta a los antidiabéticos orales es buena, especialmente los secretagogos (que estimulan la secreción de insulina por el páncreas), tales como la semaglutida (usada en diabetes tipo 2, ver el artículo referente a esta). También, están los tratamientos con los sensibilizadores, que aumentan la eficacia de la insulina, sin incrementar la secreción de esta, tales como la conocida metformina que se toman las personas mayores con diabetes tipo 2 [4,5,7].

Por otro lado, algunos subtipos de MODY están más predispuestos a precisar insulina según avance la progresión de la enfermedad, pero en un comienzo pueden recibir un tratamiento de vía oral como los comentados anteriormente para la diabetes tipo 2. Además, se han observado algunos subtipos de diabetes MODY que están más predispuestos a presentar las complicaciones típicas de la diabetes [4,6].

En el tratamiento con antidiabéticos orales llama la atención que muchos pacientes con MODY tienen mejor respuesta a los llamados fármacos secretagogos que a los sensibilizadores. También, se ha observado que la diabetes gestacional es un precursor de la diabetes tipo 2 y ambas comparten su fisiopatología: disfunción de las células pancreáticas y resistencia a la insulina. La incidencia de DBII en pacientes con diabetes gestacional previa oscila en la literatura entre el 2,6 y el 70% [4,5].

Esta variación se debe fundamentalmente al tiempo de seguimiento posparto, a los criterios empleados para el diagnóstico de la diabetes gestacional y al grupo étnico en el que se realiza el estudio. Por ello, se sugiere ofrecer una prueba de glucemia basal entre las semanas 6 y 13 posparto para excluir diabetes tipo 2 [4,5].

Además, de ofrecer una prueba anual con hemoglobina glicosilada a todas las mujeres con antecedente de diabetes gestacional; y ofrecer asesoramiento sobre el estilo de vida, incluyendo: control de peso, dieta y ejercicio [4,5,6].

Finalmente, en este apartado os recomiendo mirar al futuro en terapias que se están investigando como las que comentamos en un artículo sobre terapia celular, recientemente.

Problemas de salud con diabetes

Por todo lo comentado hasta ahora y como toda enfermedad la diabetes produce diversos síntomas como enfermedad. La diabetes tipo 2 la más común y es una importante causa de morbimortalidad a nivel mundial, además, de su incidencia aumentada progresivamente con el incremento de la obesidad y el sedentarismo [4,5,7].

Otros estudios, de diabetes gestacional han dado a conocer ahora un nuevo mecanismo molecular, el marcador biológico que permitirá el diagnóstico y prevención de los tres tipos de diabetes más conocidas hasta ahora diabetes tipo 1, tipo 2, y gestacional. La diabetes tipo MODY queda fuera debido a la falta de conocimiento aun de la misma.

Dicho marcador biológico es el conocido como connecting peptide (C-peptide), que aparece en las células dañadas por el sistema inmune en acumulaciones. Aún así, faltan estudios, para poder determinar adecuadamente todo su comportamiento, pero sin duda puede ayudar en la detección y prevención de la enfermedad [1,3,6,8].

Figura 4. Dieta equilibrada y rica en vegetales, fruta, pescado y carne reduciendo los carbohidratos para los diabéticos. Imagen extraída del link.

Finalmente, destacar en este apartado los problemas de salud, tales como la neuropatía diabética o los problemas que se encuentran asociados a esta enfermedad tales como daños en los tejidos de los diabéticos de tipo 1, debido a los pinchazos de insulina que se deben administrar [1,2].

Diabetes y embarazo

Los estudios han aportado información en los últimos años sobre el ciclo vital de las mujeres, estudiando recientemente, las alteraciones en el ciclo menstrual. Especialmente, en la diabetes tipo 1 concretamente, donde se ha observado que hay hasta un 55,4% de variación en los niveles de glucosa de la fase del ciclo ovulatorio, produciendo hiperglucemia cuando están en ovulación, mientras que cuando pasan por la fase de menstruación suelen tener hipoglucemia (disminuir la cantidad de glucosa en sangre) [3,4,6].

En condiciones normales, las mujeres con diabetes tipo 1 presentan altos niveles de glucosa en la menstruación por el pico de hormonas, siendo este mayor que durante la ovulación, siendo estos cambios endocrinos muy importantes, para algunos problemas de disfunción o libido sexual. Así mismo, ocurre con el proceso de la menopausia, con la segunda mayor incidencia después de la diabetes gestacional para desarrollar diabetes tipo 2.

Por otro lado, las embarazadas con diabetes gestacional, tienen que tener un alto control, aunque solo sea unos meses de su condición de diabéticas, ya que esto puede producir un gran riesgo para ellas y sus bebes en el embarazo. Enfrentándose a bajadas de azúcar o subidas de azúcar que pueden alterar el desarrollo del feto [6,7,8].

Conclusión

La diabetes como veis, es una enfermedad con muchos aspectos, variantes y tipos, por lo que este artículo es sumamente resumido. Podremos hacer más en el futuro para explicaros muchas más cosas sobre esta enfermedad, sus problemas y avances en sus tratamientos. Mirándolo con perspectiva y como diabética tipo 1 desde hace más de 18 años, os aseguro que hemos avanzado mucho.

Por otro lado, la diabetes es una enfermedad autoinmune que como tal controlada no produce graves problemas, pero si implica muchos riesgos mal controlada.

Hay diversos estudios que hablan del riesgo cardiovascular de los diabéticos, entendiendo como factor de riesgo cardiovascular (FRCV) aquella característica biológica, condición o modificación del estilo de vida que aumenta la probabilidad de padecer o de fallecer por cualquier causa de una enfermedad cardiovascular (ECV) en aquellos individuos que lo presentan a medio y largo plazo, siendo de mayor riesgo para personas obesas o con diabetes, o con ambos factores de riesgo [3].

Además, de como comentaba mi compañera en el artículo sobre terapia celular, recientemente, los mayores riesgos a enfermedades asociadas al páncreas (pancreatitis y cáncer de páncreas), que también os recomiendo leer.

También, cuidarse en los hábitos de vida (dieta y ejercicio) son esenciales para prevenir la diabetes tipo 2 o gestacional.

En cuanto a la diabetes tipo MODY aun queda mucho por conocer y descubrir, al igual que en los otros tipos. Os prometo escribir más al respecto, historia de la diabetes o de la insulina en otros artículos, porque como os digo estas líneas son solo el comienzo.

Artículo editado por Equipo de Microbacterium

Bibliografía

  1. Achong N., Duncan E. L. McIntyre H. D. y Callaway L. 2018.  The physiological and glycaemic changes in breastfeeding women with type 1 diabetes mellitus. Diabetes research clinical practice 135: 93-101.
  2. Álvarez-Silvaresa E., Domínguez-Vigoa P., Domínguez-Sánchez J. y González-González A. 2017. Adecuación del cribado de diabetes mellitus en mujeres con antecedente de diabetes gestacional. Revista Calidad Asistencia 32(3):135-140.
  3. Arrieta F,, Iglesias P., Pedro-Botet. J., Tébar F. J., Ortega E., Nubiola A., Pardo J. L., Maldonado G. F., Obaya J. C., Matute P., Petrecca R., Alonso N., Sarabia E., Sánchez-Margalet E., Alemán J. J., Navarro J., Becerra A., Duran S., Aguilar M., Escobar-Jiménez F. y Grupo de Trabajo Diabetes y Enfermedad Cardiovascular de la Sociedad Española de Diabetes (SED) Diabetes mellitus y riesgo cardiovascular: recomendaciones del Grupo de Trabajo Diabetes y Enfermedad Cardiovascular de la Sociedad Española de Diabetes (SED, 2015). 2016. Atención primaria. 48(5):325-336.
  4. Feig D. S., Donovan L. E., Corcoy R., Murphy K. E., Amiel S. A., Hunt K. F., Asztalos E., Barrett J. F. R., Sanchez J. J., de Leiva A., Hod M., Jovanovic L., Keely E., McManus R., Hutton E. K., Meek C. L., Stewart Z. A., Wysocki T., O’Brien R., Ruedy K., Kollman C., Tomlinson G., y Murphy H. R. 2017.Continuous glucose monitoring in pregnant women with type 1 diabetes (CONCEPTT): a multicentre international randomised controlled trial. www.thelancet.com 390: 2347-2351.
  5. Gámez J. M., Masmiquel L., Ripoll T., Barrios V., y Anguita M, 2017. Brief Report Diabetes mellitus and cardiovascular clinical characteristics of Spanish women with stable ischaemic heart disease: Data from the SIRENA study. Diabetes research clinical practice 123: 82-86.
  6. Herranz L.,, Saez-de-Ibarra L., Hillman N., Gaspar R., y Pallardo L. F..2016. Glycemic changes during menstrual cycles in women with type 1 diabetes. Medicina clínica 146(7): 287- 290.
  7. Kokica I.S., Ivanisevic M., Biolod G., Simunice B., y Kokicf T. 2017. Combination of a structured aerobic and resistance exercise improves glycaemic control in pregnant women diagnosed with gestational diabetes mellitus. A randomised controlled trial. Women and Birth. G Model WOMBI 724: 1-7.
  8. Santorelli M. L., Hirshfield K. M., Steinberg M. B., Rhoads G. D., Lin Y., y Demissie K. 2016. Hormonal therapy for breast cancer and diabetes incidence among postmenopausal women. Annals of Epidemiology 26: 436-440.
Ana María Morón

Ana María Morón

Graduada en Biología. Máster en Neurobióloga y Máster en Divulgación científica y gestión del conocimiento y la cultura. Con mas cursos que LinkedIn. Proyecto de Divulgadora científica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp
Twitter
Facebook
LinkedIn
Telegram