Saltar al contenido

Trasplante de microbiota fecal: ¿por qué tirar las heces cuando puedes donarlas?

El trasplante de microbiota fecal (TFM) denominado trasplante de heces consiste en el uso de heces de un donante sano que se administra a un paciente con una determinada patología para paliarla o curarla. Es un proceso que necesita una regulación y unos controles sanitarios por lo que nunca se practicará fuera de un entorno sanitario [1,2].

Parece algo novedoso, pero se lleva realizando durante bastante tiempo. En la antigua china se daban suspensiones de materia fecal denominadas ‘sopa amarilla’ a pacientes envenenados o con diarrea grave y, durante la segunda guerra mundial, se trataba a soldados con heces de dromedario para la disentería [1,2]. Sin embargo, no fue hasta 1958 cuando el trasplante de microbiota fecal empieza a tener importancia usado para paliar la enterocolitis pseudomembranosa [1].

¿Para que enfermedades se podría usar este trasplante de microbiota fecal?

Hoy en día se aplica este tratamiento principalmente en tres casos: para Clostridium difficile en infecciones recurrentes que presentan resistencia a antibióticos con una eficacia de cura del 90%; en otras infecciones bacterianas que presentan resistencia a antibióticos y en caso de diarrea crónica sin etiologías [3,4]. Además, se ha visto una relación clara de la alteración intestinal (disbiosis) en ciertas enfermedades que se desconoce su causa o consecuencia, sin embargo, cada vez se le está dando más importancia. Es el caso de la antibioterapia o tratamientos oncológicos que aniquila la microbiota intestinal sana generando así nuevas infecciones y enfermedades. Por ello, se está estudiando este tratamiento para paliar así los efectos secundarios y las resistencias a la inmunoterapia [1,2,4].

Además de estas, hay otras enfermedades donde se ve su gran implicación como son la enfermedad inflamatoria intestinal (EII), el síndrome del intestino irritable (SII) y el estreñimiento crónico; en el cual se restaura la microbiota con un tasa de éxito del 65%. Pero incluso enfermedades donde a simple vista no se ve afectada se está usando, ya que se ve efectos beneficiosos reduciendo los síntomas gastrointestinales. Es el caso de enfermedades autoinmunes como tiroides, artritis reumatoide, diabetes tipo 1, lupus eritematoso sistémico, el VIH, la obesidad, el Parkinson, trastorno del espectro autista. Incluso en alergias como la alergia grave al maní, donde actualmente se está aplicando TFM. Obviamente esto al ser algo tan novedoso aun se encuentra en fase de ensayos clínicos[1,2,4].

¿Cómo sé que cumplo los requisitos para ser donante?

Para realizar este proceso el donante debe cumplir los criterios de inclusión que permite cumplir con la seguridad del paciente. Los más destacados son: edad entre los 18-50 años, no obeso ni diabético y no haber tomado antibióticos en los últimos 6 meses. Por otro lado, se realiza una entrevista a fin de detectar conductas de riesgo como su comportamiento sexual, trasfusiones de sangre, su historial de viajes, antecedentes de cirugía en el aparato digestivo, proceso oncológico activo o historia de cáncer. No tener enfermedad intestinal entre otras, enfermedades transmisibles por sangre o heces de alto riesgo. La entrevista con el donante es importante para identificar riesgo de enfermedades que pueden pasar desapercibidas [5,2].

El cribado que se hace es similar a cualquier trasplante: muestra de sangre y además se analiza la muestra de heces. En la sangre, se miran infecciones como hepatitis A, B y C, VIH, citomegalovirus (CMV), virus Ebstein Barr (EBV), prueba de sífilis, entre otras. En las heces, bacterias patógenas, toxinas A y B de Clostridium difficile, Giardia lamblia, Criptosporidium y Rotavirus, Cyclospora e Isoospora, examen parasitológico en búsqueda de quistes y huevos, Helicobacter pylori entre otras. Aproximadamente 2 meses después de la selección inicial, se vuelve a examinar para algunas enfermedades [2,5,6].

Por otro lado, estos donantes seleccionados se pueden clasificar en cuanto a su relación con el receptor en 4 grupos: familiares de sangre, individuos con contacto íntimo con el paciente, voluntarios sanos sin relación con el receptor y donante no especificado [2].

Es importante a la hora de analizar las heces que estas reúnan los requisitos de diversidad y proporción necesarios para ser calificada como saludable o ideal, y así poder realizar el trasplante de microbiota fecal.

¿Y cómo se procesa la muestra?

Una vez cumples los requisitos y se obtiene la muestra de las heces , se procesa dentro de las primeras 6 horas para mantener la viabilidad. Se emplean entre 5-300 gramos de heces ya que inferior a esto podría haber riesgo de contagio por C. difficile. Estas heces se pueden usar frescas, conservadas en nevera o congeladas. Si estas se van a almacenar entre 1a 8 semanas se le agrega un crioprotector a la suspensión fecal para poder así almacenarlo a – 80ºC hasta usarla, no alterándose en los procesos de congelación y descongelación manteniendo su eficacia. De hecho se ha visto que pueden estar congeladas de 5 a 6 meses, incluso mucho más prolongado hasta los 2 años. Estos periodos de tiempo largos de almacenamiento permiten que se puedan analizar antes de su uso; además de abrir posibilidades de almacenamiento en los denominados bancos de heces[2].

La obtención de la suspensión fecal se obtiene con la muestra de heces que es diluida en solución salina fisiológica, agua, e incluso leche o yogur. La solución obtenida es homogeneizada con mortero y malla o batidora comercial. Se utiliza un tamiz metálico para eliminar los fragmentos de alimentos no digeridos. Después se concentra por centrifugación y se añade glicerol como crioprotector para congelar [2,5,6].

Los trasplantes de microbiota fecal se almacenan y rastrean para garantizar la seguridad y la calidad, por ello se ponen en cuarentena durante al menos 3 meses antes de administrarlos, ya que algunas enfermedades, como el VIH, tienen varios meses de incubación antes de que aparezcan en las pruebas [4].

microbiota fecal
Figura 1: imagen simplificada del trasplante de microbiota fecal. Fuente:,

Formas de administrar: vía superior, inferior u oral del “comerse un cagao

En cuanto a forma de administrarlo es por vía digestiva superior, inferior u oral por cápsulas de microbiota liofilizada. Previamente el día anterior al proceso y dependiendo del estado del paciente se les administra soluciones para evacuar el contenido intestinal como es el polietilenglicol; además de esto se suspende el uso de antibióticos entre 1 y 3 días antes del trasplante [2,7].

La vía digestiva superior se puede dar por sonda nasogástrica, nasoduodenal, nasoyeyunal permitiendo la llegada de bacterias al íleon terminal y a todo el colon. Esta vía se ha visto que es la más eficaz.  

La vía inferior ha sido la más usada, a través de enema o colonoscopia administrándose con un catéter de manera indolora. Mientas que por enema no accede a distintas porciones del colon e íleon con la colonoscopia esto si es posible. Sin embargo, es importante destacar que el enema no es invasivo, es seguro y tiene menor costo evitando el gasto de hospitalización [4,6].  

Por último, estaría la administración oral por medio de cápsulas liofilizadas este método que podría ser como “comer un cagao”, es el más reciente de los métodos y hasta ahora solo se usan en ensayos clínicos. En España hay dos ensayos clínicos por medio de cápsulas orales liofilizadas para Clostridioides difficile y Klebsiella pneumoniae donde se evalúa la eficacia y seguridad de esta [6,8,9].

En cuanto a la seguridad a corto o largo plazo y los efectos adversos de este trasplante independientemente del tipo de administración, se han visto que es un procedimiento bien tolerado y seguro para el receptor, ya que los efectos son leves muchos de ellos tienen que ver con la forma en la que se administra el trasplante que puede llevar a complicaciones [2].

microbiota fecal
Figura 2: esquema de la forma de procesar las muestras fecales y forma de administrar el trasplante de microbiota fecal al receptor. Fuente:

Legislación y regulación: bancos de heces ¿el futuro?

La forma de regular no es clara ya que la FDA dice que se debe obtener un consentimiento informado antes de usar productos TFM, sin embargo, en la Unión Europea (UE), cada estado puede tener su propia política. Y, aunque el trasplante de microbiota fecal parece ser un producto de trasplante típico, no cumple los criterios de la Ley de trasplante de tejidos y células de la UE y de EEUU. Como consecuencia, varios países europeos consideran las heces como fármaco y por ello tendría que ser idéntico en cuanto a ingrediente activo, forma de dosificación, vía de administración, calidad y características de rendimiento. Sin embargo, esto no es posible ya que hay una gran variabilidad de la comunidad microbiana entre heces. Además, debería ser administrado y almacenado en farmacias cosa que hace que tuviera que estar en unas condiciones específicas en un ambiente hospitalario [5].

Por todo ello se crearon zonas o centros para almacenar este trasplante de microbiota fecal denominados bancos de heces cuyo objetivo se basa es proporcionar, soluciones de heces de donantes de alta calidad, listas para usar. Estos centros solo llevan a cabo el procedimiento de obtención, análisis y almacenamiento de la muestra; donde se almacenan con un código de donante único para una evaluación de la calidad. La información en las etiquetas incluye el código del donante, el número de suspensión, la fecha de producción y vencimiento, el volumen y las instrucciones de temperatura de almacenamiento. La distribución del TFM, se realiza mediante envío de hielo seco a través de un servicio de mensajería, todo esto registrado en la base de datos[5].

microbiota fecal
Figura 3: Forma de almacenamiento. Posible banco de heces para trasplante de microbiota fecal. Fuente: diario público.OPENBIOME

Además, el banco de heces debería permitir un seguimiento del resultado del tratamiento, los efectos secundarios y los efectos a largo plazo. Por ello, el banco debe estar bien equipado para almacenar una alícuota de las heces del donante y muestras de todas las suspensiones fecales entregadas, para tener un control en caso de eventos adversos; además de un servicio de microbiología clínica para realizar pruebas y para procesar las suspensiones fecales.

Actualmente son escasos los bancos de heces en todo el mundo. Sin embargo, podemos encontrar en USA, Europa y Asia. Algunos ejemplos son: The Fecal Transplant Foundation, The Power of Poop, Openbiome. En España tenemos uno en el hospital Ramon y Cajal [1,2,10].

Conclusión

Tal y como hemos podido ver, aunque se han hecho avances y se esta investigando para poder ser usado el trasplante de microbiota fecal como tratamiento en muchas de enfermedades esto necesita seguir siendo estudiado. Por ello se ha visto que se necesita concienciación por parte de la población como lo es la donación de sangre, ya que todo es muy desconocido y no se ha hecho a penas difusión de todo lo que puede conllevar; se podría decir además que existe una parte de tabú por la sociedad con respecto al tema. Por eso es necesario hacer hincapié en la importancia de la microbiota y de su uso como tratamiento de patologías de tal manera que pueda hacer reflexionar a la población y conseguir que la donación de heces sea algo normal como lo es la donación de sangre [11].

Bibliografía

[1] Cantabrana, C.H. (2018) Microbiota intestinal, trasplante fecal: Antecedentes, actualidad Y regulación, Dciencia. Dciencia. Available at: https://www.dciencia.es/microbiota-intestinal-trasplante-fecal-antecedentes-actualidad-y-regulacion/ (Acceso: Febrero 11, 2023).

[2]García-García-de-Paredes, A. et al. (2015) “Trasplante de microbiota fecal,” Gastroenterología y Hepatología, 38(3), pp. 123–134. Available at: https://doi.org/10.1016/j.gastrohep.2014.07.010.

 [3] Hao, S. et al. (2023) “Fecal microbiota transplantation research over the past decade: Current status and trends,” Canadian Journal of Infectious Diseases and Medical Microbiology, 2023, pp. 1–18. Available at: https://doi.org/10.1155/2023/6981721.

[4] Fecal transplantation (no date) Fecal Microbiota Transplantation (FMT) treatment at IPPM clinic. Available at: https://www.ippmclinic.com/en/fecal-transplantation?gclid=Cj0KCQiA_bieBhDSARIsADU4zLeKd3iudeI7qfKR7bB9UZgQfs0FK7X0miWcp-6ed13juVpG2Sjtw6saAtFbEALw_wcB (Acceso: Febrero 11, 2023).

 [5] Terveer, E.M. et al. (2017) “How to: Establish and run a stool bank,” Clinical Microbiology and Infection, 23(12), pp. 924–930. Available at: https://doi.org/10.1016/j.cmi.2017.05.015.

[6] Castañeda Guillot, Carlos. (2019). Trasplante de microbiota fecal. Revista Cubana de Pediatría, 91(3), e829. Epub 01 de septiembre de 2019. Recuperado en 11 de febrero de 2023, de https://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-75312019000300010&lng=es&tlng=es

[7]Trasplante de la microbiota fecal: Medlineplus Enciclopedia Médica (no date) MedlinePlus. U.S. National Library of Medicine. Available at: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/007703.htm (Acceso: Febrero 11, 2023).

[8]Primary or recurrent clostridioides difficile infection treatment with capsules of lyophilised faecal microbiota vs Fidaxomicin – Full Text View (no date) Full Text View – ClinicalTrials.gov. Available at: https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT05201079?term=Mikrobiomik&cntry=ES&city=Madrid&draw=2&rank=1 (Acceso: Febrero 11, 2023).

[9] Clinical trial to demonstrate the effectiveness of fecal microbiota transplantation for selective intestinal decolonization of patients colonized by carbapenemase-producing Klebsiella pneumoniae – full text view (no date) Clinical Trial to Demonstrate the Effectiveness of Fecal Microbiota Transplantation for Selective Intestinal Decolonization of Patients Colonized by Carbapenemase-producing Klebsiella Pneumoniae – Full Text View – ClinicalTrials.gov. Available at: https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT04760665?term=fecal%2Bmicrobiota%2Btransplant&a a ver el 10 hodermp;cond=Klebsiella%2BPneumoniae%2BInfection&cntry=ES&draw=2&rank=1 (Acceso: Febrero 11, 2023).

[10] Sánchez, B. (2018) Trasplante de heces: ¿Mito o realidad?, Dciencia. Dciencia. Available at: https://www.dciencia.es/trasplante-de-heces-mito-o-realidad/ (Acceso: Febrero 11, 2023).

[11] Clínic Barcelona (2022) El Trasplante de microbiota fecal (TMF), un procedimiento que restaura la flora intestinal, Clínic Barcelona. Clínic Barcelona. Available at: https://www.clinicbarcelona.org/noticias/el-trasplante-de-microbiota-fecal-tmf-un-procedimiento-que-restaura-la-flora-intestinal (Acceso: Febrero 11, 2023).

Raquel Ruiz Palomares

Raquel Ruiz Palomares

2 comentarios en «Trasplante de microbiota fecal: ¿por qué tirar las heces cuando puedes donarlas?»

  1. Hoy en día se aplica este tratamiento principalmente en tres casos: en infecciones recurrentes por Clostridium difficile resistente a antibióticos; en otras infecciones bacterianas que no responden a antibióticos y en el caso de diarrea crónica de causa desconocida [3,4]. (Creo que de esta manera es más fácil de seguir los tres casos)

    Ciertas enfermedades se presentan con alteración intestinal (disbiosis), de las cuales se desconoce su causa o consecuencia. Por ejemplo, la antibioterapia o los tratamientos oncológicos destruyen la microbiota intestinal, promoviendo así nuevas infecciones y enfermedades. Una posibilidad es el tratamiento de trasplante fecal para paliar así los efectos secundarios y las resistencias a la inmunoterapia [1,2,4].

  2. Hola Raquel,
    He leído tú artículo de TMF y tenía que escribirte. Formo parte del equipo de Mikrobiomik, única empresa española que trabaja desarrollando medicamentos basados en TMF y que está en un EECC fase III de Clostridioides Difficile además del de Klebsiela, en el cual también participamos. Creo que haces mención a esos ensayos en el artículo.
    Sólo para que tuvieses la info ya que hubiese estado genial que la gente pueda conocer de primera mano que hay una empresa pequeñita en España que está tratando a pacientes con cápsulas de microbiota y está consiguiendo grandes resultados ;).
    Saludos!!
    Patricia del Río

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp
Twitter
Facebook
LinkedIn
Telegram